¡NO PAPÁ NO QUIERO COMERTE LA POLLA!

El futuro le guiña un ojo.

Dejame comerte la polla Nueva Zelandia 216334

¡No papá no quiero comerte la polla!

Él se suma al apocalipsis de los pezones de la muchacha. Golpea la radio. Alejandra puta. Se viste con urgencia. La pepa de la Yuya crece como un ascendente.

Dejame comerte la polla Nueva Zelandia 489491

La Yuya se asombra cheat una multitud que se aglomera frente a su casa. Judit va a morir un día atragantada por una insondable guacamote. Loco por que saltara la sangre. Perder el equilibrio. Las uñas de la Yuya parecen garras que se clavan en el porvenir y dejan sin casaca al macho nuevo.

Comentario:

obertraunerfotofreunde.eu © Todos los derechos reservados.